Mina

4 a 8

ppm de oro

Tambo de Oro es una mina subterránea que explota mineral de oro y cobre a través del método Bench & Fill (Caserones y Relleno). De esta manera, el mineral se extrae mediante los procesos productivos tradicionales de perforación, tronadura, extracción y transporte de mineral a la superficie. Posteriormente, se procede al relleno de caserones con estéril en las zonas donde las condiciones geo mecánicas del macizo rocoso así lo demanden. Adicionalmente, también se ejecutan los servicios de apoyo de fortificación, ventilación, drenaje y otros.

Todas estas operaciones se realizan bajo las más estrictas medidas de seguridad y siguiendo los estándares definidos en la gran minería.

El mineral se presenta en vetas con potencias variables (de 2 a 5 metros) y con leyes de 4 a 8 ppm de oro y 2.000 a 5.000 ppm de cobre, y se extrae a una tasa de 15.000 toneladas de mineral por mes.

Planta Flotación

15.000

Toneladas mensuales

El mineral proveniente de la mina es procesado en la Planta de Flotación de última tecnología, la que tiene una capacidad de 15.000 toneladas mensuales. A modo de referencia de su escala, en promedio HMC Gold procesa en todo un año el mismo tonelaje que mineras grandes como Los Pelambres procesan en 22 horas o Escondida en medio día.

La Planta se encuentra emplazada en terrenos de propiedad de HMC Gold, y cuenta con los procesos productivos de chancado, molienda, concentración gravitacional, flotación, espesamiento y filtrado de concentrados, y espesamiento y filtrado de relaves.

Para la construcción de esta Planta HMC Gold contrató y supervisó directamente las etapas de ingeniería, aprovisionamiento y construcción con diferentes proveedores de las distintas especialidades, productos y servicios. En esta obra se priorizó a los proveedores locales, tanto de Punitaqui, como Ovalle y La Serena, y se coordinó directamente

el trabajo de 16 contratistas, ocupando un total de 248.135 horas hombre. Cabe destacar que esta faena se completó con una tasa de accidentabilidad de cero.

El proceso de HMC Gold considera la recuperación de los metales tanto por flotación como a través de concentradores gravitacionales tipo Knelson, de origen canadiense, los que mediante la rotación logran generar fuerzas centrífugas -cientos de veces mayores a la gravedad- capturando cualquier partícula de oro grueso que de otro modo podría perderse durante la etapa de flotación. De esta manera, se alcanza una tasa de recuperación mayor al 90% del metal contenido.

Si bien el destino final de los metales de oro y cobre producidos por HMC Gold son los mercados de exportación, la compañía entrega parte de su producción a empresas nacionales como ENAMI u otros clientes dedicados a la mezcla de concentrados previo a la exportación.

Exploraciones

QA/QC

protocólos internacionales

Una de las actividades estratégicas principales la constituye el Área de Exploraciones, que es la encargada de buscar, reconocer, caracterizar e incorporar nuevos recursos mineros, lo que resulta imprescindible para extender en el tiempo las operaciones productivas.

Para ello, cuenta con un grupo de geólogos de vasta experiencia en la exploración de recursos mineros, que lideran integralmente todas las etapas de este trabajo como: estudios iniciales de reconocimiento geológico del terreno para identificar los targets ó blancos de exploración; ejecución de sondajes; procesamiento de muestras y modelamiento y cuantificación de recursos.

Todo lo anterior se realiza de acuerdo a los protocolos y estándares de calidad internacionales establecidos (QA/QC).