La historia del rescate de una familia que arriesgaba ser arrastrada por el estero de Punitaqui

Hecho ocurrió el pasado viernes 12 de mayo, cuando profesionales y trabajadores de la empresa minera HMC Gold, que apoyaron a la comunidad en medio de las lluvias, se encontraron con un grupo familiar que al intentar cruzar, quedó en el medio del torrente, lo que motivó una rápida acción para librarlos del peligro.

Cinco personas, todas pertenecientes a un mismo grupo familiar fueron rescatados del estero de Punitaqui por un equipo de la empresa minera HMC Gold que estuvo prestando apoyo a la comunidad en medio del temporal de lluvia registrado la semana pasada. La familia afectada quedó en el medio del torrente del curso fluvial, cuando intentaron atravesarlo en una camioneta.

El hecho ocurrió el viernes 12 de mayo, cuando el grupo integrado por Rodrigo Echeverría, Luis Carrasco y María Belén Rivera, profesionales y trabajadores de la compañía minera con sede en la comuna punitaquina, quienes tras ponerse a disposición de las autoridades para colaborar e ir en ayuda de la comunidad que sufría las inclemencias del tiempo, volvían a la empresa luego de una larga jornada.

“Fuimos destinados a apoyar a las familias que tuvieran problemas de energía eléctrica, y atendimos 14 solicitudes ese día, recorriendo distintos sectores como Granjitas, Graneros, La Silleta, Las Turquesas, la calle Caupolicán”, relata María Belén Rivera, profesional del área de RSE de la compañía.

Remarca que “no pudimos acceder a la Higuera ni al Higueral, porque estaba cortado el camino por el estero” y agrega que “cuando regresábamos a la faena, alrededor de las 17:40 horas, llegamos al cruce de cancha La Higuerita y vimos que el conductor de la camioneta celeste intenta cruzar el estero. Cuando va en la mitad, el motor se le detuvo y la camioneta quedó en medio del agua”.

En su desesperación, el conductor salió de la cabina y se subió al capó del vehículo y desde allí comenzó a pedir ayuda para sacar a dos menores que viajaban con él. En el interior de la camioneta, además, se encontraban dos adultos mayores.

En cosa de minutos dos conductores, con sus vehículos, se pusieron a disposición para rescatar a quienes corrían peligro en medio de las aguas, que amenazaban con arrastrar inminentemente, al vehículo y sus ocupantes.

El equipo de la compañía había solicitado el apoyo con maquinaria que permitiera remolcar el vehículo apenas iniciado el rescate de los menores, pero la fuerza del torrente, comenzó a mover la camioneta, por lo que se dispuso el actuar inmediato.

Rodrigo Echeverría, quien se desempeña como eléctrico de mina en HMC Gold, fue uno de los trabajadores que vivió intensamente los 25 minutos terribles que duró el rescate e ingresó a las torrentosas aguas para salvar a los ocupantes del vehículo en peligro.

“En el momento que las circunstancias eran más peligrosas y a la camioneta le comenzaba a entrar el agua, tomamos la decisión de ingresar con la camioneta de la empresa para poder enganchar el vehículo, sacarlo del torrente y salvar a la gente que estaba adentro”, recuerda Echeverría.

“Gracias a la ayuda de otros conductores se pudo remolcar la camioneta y poner a salvo a los dos niños, a los adultos mayores y al conductor, a quienes luego de la terrible situación vivida, trasladamos a su domicilio”, dijo Luis Carrasco, profesional de la empresa minera.

Los cinco integrantes del grupo familiar, rescatados sanos y salvos gracias a la rápida acción de los trabajadores y a la colaboración desinteresada de otros conductores, hicieron que esta historia registrara un buen final.

Fuente: OVALLE HOY